Background Image

Comisión Mujer y Astronomía: premiadas

PROYECTOS: Astrónomas Premiadas

2018

Margaret J. Geller

La astrónoma estadounidense Margaret J. Geller fue investida doctora Honoris Causa por la Universitat Roviri i Virgili de Tarragona coincidiendo con el Año Internacional de la Astronomía. La científica es Senior Scientist en el Smithsonian Astrophysical Observatory.

Silvia Torres-Peimbert

Silvia Torres-Peimbert, profesora emérita del Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México ha sido una de las cinco científicas excepcionales recompensadas por la Fundación Empresarial L’ORÉAL y la UNESCO con el Premio "La Mujer y la Ciencia" 2011. Torres-Peimbert ha visto así reconocidos sus trabajos sobre la composición química de las nebulosas planetarias.

Josefina F. Ling

La astrónoma Josefina F. Ling, miembro de la SEA, especialista en estrellas dobles e investigadora del Observatorio Astronómico Ramón María Aller - Universidade de Santiago de Compostela, ha recibido el Premio Edmond Girard, concedido por la Sociedad Astronómica de Francia.

Susana iglesias Groth

La doctora en Astrofísica Susana iglesias Groth, del Instituto de Astrofísica de Canarias, ha sido premiada por un jurado reunido en la Universidad Politécnica de Cartagena, presidido por el Dr. Eduardo Battaner, catedrático de la Universidad de Granada, con el PREMIO A LA MUJER ASTROFÍSICA, instituído por la Asociación Astronómica de Cartagena.

Jocelyn Bell Burnell

El descubrimiento mereció el premio Nobel en 1974, pero ella quedó injustamente excluida y el galardón recayó en Antony Hewish, su director de tesis. La Sociedad Española de Astronomía celebra la concesión de esta medalla, que supone la reivindicación y el reconocimiento a una figura de gran relevancia histórica en la astrofísica del siglo XX. La astrónoma Jocelyn Bell Burnell era una estudiante de doctorado en la Universidad de Cambridge (Reino Unido) cuando en 1967 descubrió que en ciertas zonas del cielo se emitían pulsos de energía en frecuencias de radio a intervalos extremadamente regulares. Estos objetos se llamaron púlsares (por estrellas pulsantes, aunque en realidad son estrellas de neutrones en rotación muy rápida), y están considerados como uno de los mayores descubrimientos astronómicos del siglo XX. En 1974 se concedió el Premio Nobel de Física por este descubrimiento a su director de tesis, Antony Hewish, y a Martin Ryle (por la técnica de apertura de síntesis). Jocelyn Bell quedó excluida del premio, en el que ni tan siquiera se le hizo mención, a pesar de haber sido ella quien descubrió la primera radioseñal de un púlsar y constar como segunda firmante del artículo sobre este gran hallazgo científico. Muchos astrónomos destacados mostraron su indignación por esta omisión, uno de los casos más controvertidos sobre la exclusión de una mujer de los premios Nobel. Su historia académica e investigadora ha supuesto una lucha continua contra los prejuicios de género, y su figura constituye un ejemplo para las jóvenes generaciones de astrónomas. A pesar de su exclusión del Premio Nobel, Jocelyn Bell Burnell ha sido galardonada con casi todos los premios prestigiosos en astronomía: la medalla Herschel, Jansky Lectureship del Observatorio Radioastronómico Nacional de EEUU o el Dame Comander of the Order of the British Empire, entre otros. Ha ocupado cargos relevantes en diferentes instituciones, fue decana de la Facultad de Físicas de la Universidad de Bath, Presidenta de la Royal Astronomical Society (2002-2004) y desde el año pasado es Presidenta de la Royal Science Society en Edimburgo. Es también doctora Honoris Causa por la Universidad de Durham. A todo ello se suma ahora la Medalla de Oro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, la máxima distinción concedida por este organismo. Para la Sociedad Española de Astronomía, que ha apoyado desde el primer momento la iniciativa, la concesión de esta Medalla es un motivo importante de celebración, ya que supone la reivindicación y el reconocimiento a una figura de gran relevancia histórica en la astrofísica del siglo XX. La entrega de la Medalla de Oro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas tendrá lugar el próximo día 11 de junio a las 19 horas, e incluirá una conferencia de Jocelyn Bell Burnell sobre el descubrimiento de los púlsares. El acto, en el que han colaborado la Fundación Ramón Areces y la fundación For Women in Science L'Oreal-UNESCO, está abierto al público en general, pero precisa confirmación previa de asistencia a los teléfonos 91 568 14 64 - 66 - 67. El mismo día 11, a las 13 horas, Jocelyn Bell ofrecerá también una conferencia de divulgación sobre los púlsares en la Facultad de Ciencias Matemáticas de la Universidad Complutense de Madrid, organizada por la Facultad de Ciencias Físicas de la UCM y la Real Sociedad Española de Física. También estará abierta al público en general y podrá seguirse además por streaming en http://www.ucm.es/directos/143

Claire Moutou

Claire Moutou, directora de investigación del Laboratoire d'Astrophysique de Marseille, ha sido galardonada con el premio Ernest Dechelle de la Academia de Ciencias francesa.

Ana Inés Gómez de Castro

La astrofísica alavesa Ana Inés Gómez de Castro ha recibido el el I Premio Heraclio Alfaro de excelencia en la innovación, concedido por la Diputación Foral de Álava. Gómez de Castro es directora científica del proyecto World Space Observatory - Ultraviolet (WSO-UV) en España y miembro de la Sociedad Española de Astromía.

2017

Silvia Torres-Peimbert

Silvia Torres-Peimbert, profesora emérita del Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México ha sido una de las cinco científicas excepcionales recompensadas por la Fundación Empresarial L’ORÉAL y la UNESCO con el Premio "La Mujer y la Ciencia" 2011. Torres-Peimbert ha visto así reconocidos sus trabajos sobre la composición química de las nebulosas planetarias.

Josefina F. Ling

La astrónoma Josefina F. Ling, miembro de la SEA, especialista en estrellas dobles e investigadora del Observatorio Astronómico Ramón María Aller - Universidade de Santiago de Compostela, ha recibido el Premio Edmond Girard, concedido por la Sociedad Astronómica de Francia.

Margaret J. Geller

La astrónoma estadounidense Margaret J. Geller fue investida doctora Honoris Causa por la Universitat Roviri i Virgili de Tarragona coincidiendo con el Año Internacional de la Astronomía. La científica es Senior Scientist en el Smithsonian Astrophysical Observatory.

Susana iglesias Groth

La doctora en Astrofísica Susana iglesias Groth, del Instituto de Astrofísica de Canarias, ha sido premiada por un jurado reunido en la Universidad Politécnica de Cartagena, presidido por el Dr. Eduardo Battaner, catedrático de la Universidad de Granada, con el PREMIO A LA MUJER ASTROFÍSICA, instituído por la Asociación Astronómica de Cartagena.

Jocelyn Bell Burnell

El descubrimiento mereció el premio Nobel en 1974, pero ella quedó injustamente excluida y el galardón recayó en Antony Hewish, su director de tesis. La Sociedad Española de Astronomía celebra la concesión de esta medalla, que supone la reivindicación y el reconocimiento a una figura de gran relevancia histórica en la astrofísica del siglo XX. La astrónoma Jocelyn Bell Burnell era una estudiante de doctorado en la Universidad de Cambridge (Reino Unido) cuando en 1967 descubrió que en ciertas zonas del cielo se emitían pulsos de energía en frecuencias de radio a intervalos extremadamente regulares. Estos objetos se llamaron púlsares (por estrellas pulsantes, aunque en realidad son estrellas de neutrones en rotación muy rápida), y están considerados como uno de los mayores descubrimientos astronómicos del siglo XX. En 1974 se concedió el Premio Nobel de Física por este descubrimiento a su director de tesis, Antony Hewish, y a Martin Ryle (por la técnica de apertura de síntesis). Jocelyn Bell quedó excluida del premio, en el que ni tan siquiera se le hizo mención, a pesar de haber sido ella quien descubrió la primera radioseñal de un púlsar y constar como segunda firmante del artículo sobre este gran hallazgo científico. Muchos astrónomos destacados mostraron su indignación por esta omisión, uno de los casos más controvertidos sobre la exclusión de una mujer de los premios Nobel. Su historia académica e investigadora ha supuesto una lucha continua contra los prejuicios de género, y su figura constituye un ejemplo para las jóvenes generaciones de astrónomas. A pesar de su exclusión del Premio Nobel, Jocelyn Bell Burnell ha sido galardonada con casi todos los premios prestigiosos en astronomía: la medalla Herschel, Jansky Lectureship del Observatorio Radioastronómico Nacional de EEUU o el Dame Comander of the Order of the British Empire, entre otros. Ha ocupado cargos relevantes en diferentes instituciones, fue decana de la Facultad de Físicas de la Universidad de Bath, Presidenta de la Royal Astronomical Society (2002-2004) y desde el año pasado es Presidenta de la Royal Science Society en Edimburgo. Es también doctora Honoris Causa por la Universidad de Durham. A todo ello se suma ahora la Medalla de Oro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, la máxima distinción concedida por este organismo. Para la Sociedad Española de Astronomía, que ha apoyado desde el primer momento la iniciativa, la concesión de esta Medalla es un motivo importante de celebración, ya que supone la reivindicación y el reconocimiento a una figura de gran relevancia histórica en la astrofísica del siglo XX. La entrega de la Medalla de Oro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas tendrá lugar el próximo día 11 de junio a las 19 horas, e incluirá una conferencia de Jocelyn Bell Burnell sobre el descubrimiento de los púlsares. El acto, en el que han colaborado la Fundación Ramón Areces y la fundación For Women in Science L'Oreal-UNESCO, está abierto al público en general, pero precisa confirmación previa de asistencia a los teléfonos 91 568 14 64 - 66 - 67. El mismo día 11, a las 13 horas, Jocelyn Bell ofrecerá también una conferencia de divulgación sobre los púlsares en la Facultad de Ciencias Matemáticas de la Universidad Complutense de Madrid, organizada por la Facultad de Ciencias Físicas de la UCM y la Real Sociedad Española de Física. También estará abierta al público en general y podrá seguirse además por streaming en http://www.ucm.es/directos/143

Claire Moutou

Claire Moutou, directora de investigación del Laboratoire d'Astrophysique de Marseille, ha sido galardonada con el premio Ernest Dechelle de la Academia de Ciencias francesa.

Ana Inés Gómez de Castro

La astrofísica alavesa Ana Inés Gómez de Castro ha recibido el el I Premio Heraclio Alfaro de excelencia en la innovación, concedido por la Diputación Foral de Álava. Gómez de Castro es directora científica del proyecto World Space Observatory - Ultraviolet (WSO-UV) en España y miembro de la Sociedad Española de Astromía.

2015

Silvia Torres-Peimbert

Silvia Torres-Peimbert, profesora emérita del Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México ha sido una de las cinco científicas excepcionales recompensadas por la Fundación Empresarial L’ORÉAL y la UNESCO con el Premio "La Mujer y la Ciencia" 2011. Torres-Peimbert ha visto así reconocidos sus trabajos sobre la composición química de las nebulosas planetarias.

Josefina F. Ling

La astrónoma Josefina F. Ling, miembro de la SEA, especialista en estrellas dobles e investigadora del Observatorio Astronómico Ramón María Aller - Universidade de Santiago de Compostela, ha recibido el Premio Edmond Girard, concedido por la Sociedad Astronómica de Francia.

Margaret J. Geller

La astrónoma estadounidense Margaret J. Geller fue investida doctora Honoris Causa por la Universitat Roviri i Virgili de Tarragona coincidiendo con el Año Internacional de la Astronomía. La científica es Senior Scientist en el Smithsonian Astrophysical Observatory.

Susana iglesias Groth

La doctora en Astrofísica Susana iglesias Groth, del Instituto de Astrofísica de Canarias, ha sido premiada por un jurado reunido en la Universidad Politécnica de Cartagena, presidido por el Dr. Eduardo Battaner, catedrático de la Universidad de Granada, con el PREMIO A LA MUJER ASTROFÍSICA, instituído por la Asociación Astronómica de Cartagena.

Jocelyn Bell Burnell

El descubrimiento mereció el premio Nobel en 1974, pero ella quedó injustamente excluida y el galardón recayó en Antony Hewish, su director de tesis. La Sociedad Española de Astronomía celebra la concesión de esta medalla, que supone la reivindicación y el reconocimiento a una figura de gran relevancia histórica en la astrofísica del siglo XX. La astrónoma Jocelyn Bell Burnell era una estudiante de doctorado en la Universidad de Cambridge (Reino Unido) cuando en 1967 descubrió que en ciertas zonas del cielo se emitían pulsos de energía en frecuencias de radio a intervalos extremadamente regulares. Estos objetos se llamaron púlsares (por estrellas pulsantes, aunque en realidad son estrellas de neutrones en rotación muy rápida), y están considerados como uno de los mayores descubrimientos astronómicos del siglo XX. En 1974 se concedió el Premio Nobel de Física por este descubrimiento a su director de tesis, Antony Hewish, y a Martin Ryle (por la técnica de apertura de síntesis). Jocelyn Bell quedó excluida del premio, en el que ni tan siquiera se le hizo mención, a pesar de haber sido ella quien descubrió la primera radioseñal de un púlsar y constar como segunda firmante del artículo sobre este gran hallazgo científico. Muchos astrónomos destacados mostraron su indignación por esta omisión, uno de los casos más controvertidos sobre la exclusión de una mujer de los premios Nobel. Su historia académica e investigadora ha supuesto una lucha continua contra los prejuicios de género, y su figura constituye un ejemplo para las jóvenes generaciones de astrónomas. A pesar de su exclusión del Premio Nobel, Jocelyn Bell Burnell ha sido galardonada con casi todos los premios prestigiosos en astronomía: la medalla Herschel, Jansky Lectureship del Observatorio Radioastronómico Nacional de EEUU o el Dame Comander of the Order of the British Empire, entre otros. Ha ocupado cargos relevantes en diferentes instituciones, fue decana de la Facultad de Físicas de la Universidad de Bath, Presidenta de la Royal Astronomical Society (2002-2004) y desde el año pasado es Presidenta de la Royal Science Society en Edimburgo. Es también doctora Honoris Causa por la Universidad de Durham. A todo ello se suma ahora la Medalla de Oro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, la máxima distinción concedida por este organismo. Para la Sociedad Española de Astronomía, que ha apoyado desde el primer momento la iniciativa, la concesión de esta Medalla es un motivo importante de celebración, ya que supone la reivindicación y el reconocimiento a una figura de gran relevancia histórica en la astrofísica del siglo XX. La entrega de la Medalla de Oro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas tendrá lugar el próximo día 11 de junio a las 19 horas, e incluirá una conferencia de Jocelyn Bell Burnell sobre el descubrimiento de los púlsares. El acto, en el que han colaborado la Fundación Ramón Areces y la fundación For Women in Science L'Oreal-UNESCO, está abierto al público en general, pero precisa confirmación previa de asistencia a los teléfonos 91 568 14 64 - 66 - 67. El mismo día 11, a las 13 horas, Jocelyn Bell ofrecerá también una conferencia de divulgación sobre los púlsares en la Facultad de Ciencias Matemáticas de la Universidad Complutense de Madrid, organizada por la Facultad de Ciencias Físicas de la UCM y la Real Sociedad Española de Física. También estará abierta al público en general y podrá seguirse además por streaming en http://www.ucm.es/directos/143

Claire Moutou

Claire Moutou, directora de investigación del Laboratoire d'Astrophysique de Marseille, ha sido galardonada con el premio Ernest Dechelle de la Academia de Ciencias francesa.

Ana Inés Gómez de Castro

La astrofísica alavesa Ana Inés Gómez de Castro ha recibido el el I Premio Heraclio Alfaro de excelencia en la innovación, concedido por la Diputación Foral de Álava. Gómez de Castro es directora científica del proyecto World Space Observatory - Ultraviolet (WSO-UV) en España y miembro de la Sociedad Española de Astromía.

2016

Silvia Torres-Peimbert

Silvia Torres-Peimbert, profesora emérita del Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México ha sido una de las cinco científicas excepcionales recompensadas por la Fundación Empresarial L’ORÉAL y la UNESCO con el Premio "La Mujer y la Ciencia" 2011. Torres-Peimbert ha visto así reconocidos sus trabajos sobre la composición química de las nebulosas planetarias.

Josefina F. Ling

La astrónoma Josefina F. Ling, miembro de la SEA, especialista en estrellas dobles e investigadora del Observatorio Astronómico Ramón María Aller - Universidade de Santiago de Compostela, ha recibido el Premio Edmond Girard, concedido por la Sociedad Astronómica de Francia.

Margaret J. Geller

La astrónoma estadounidense Margaret J. Geller fue investida doctora Honoris Causa por la Universitat Roviri i Virgili de Tarragona coincidiendo con el Año Internacional de la Astronomía. La científica es Senior Scientist en el Smithsonian Astrophysical Observatory.

Susana iglesias Groth

La doctora en Astrofísica Susana iglesias Groth, del Instituto de Astrofísica de Canarias, ha sido premiada por un jurado reunido en la Universidad Politécnica de Cartagena, presidido por el Dr. Eduardo Battaner, catedrático de la Universidad de Granada, con el PREMIO A LA MUJER ASTROFÍSICA, instituído por la Asociación Astronómica de Cartagena.

Jocelyn Bell Burnell

El descubrimiento mereció el premio Nobel en 1974, pero ella quedó injustamente excluida y el galardón recayó en Antony Hewish, su director de tesis. La Sociedad Española de Astronomía celebra la concesión de esta medalla, que supone la reivindicación y el reconocimiento a una figura de gran relevancia histórica en la astrofísica del siglo XX. La astrónoma Jocelyn Bell Burnell era una estudiante de doctorado en la Universidad de Cambridge (Reino Unido) cuando en 1967 descubrió que en ciertas zonas del cielo se emitían pulsos de energía en frecuencias de radio a intervalos extremadamente regulares. Estos objetos se llamaron púlsares (por estrellas pulsantes, aunque en realidad son estrellas de neutrones en rotación muy rápida), y están considerados como uno de los mayores descubrimientos astronómicos del siglo XX. En 1974 se concedió el Premio Nobel de Física por este descubrimiento a su director de tesis, Antony Hewish, y a Martin Ryle (por la técnica de apertura de síntesis). Jocelyn Bell quedó excluida del premio, en el que ni tan siquiera se le hizo mención, a pesar de haber sido ella quien descubrió la primera radioseñal de un púlsar y constar como segunda firmante del artículo sobre este gran hallazgo científico. Muchos astrónomos destacados mostraron su indignación por esta omisión, uno de los casos más controvertidos sobre la exclusión de una mujer de los premios Nobel. Su historia académica e investigadora ha supuesto una lucha continua contra los prejuicios de género, y su figura constituye un ejemplo para las jóvenes generaciones de astrónomas. A pesar de su exclusión del Premio Nobel, Jocelyn Bell Burnell ha sido galardonada con casi todos los premios prestigiosos en astronomía: la medalla Herschel, Jansky Lectureship del Observatorio Radioastronómico Nacional de EEUU o el Dame Comander of the Order of the British Empire, entre otros. Ha ocupado cargos relevantes en diferentes instituciones, fue decana de la Facultad de Físicas de la Universidad de Bath, Presidenta de la Royal Astronomical Society (2002-2004) y desde el año pasado es Presidenta de la Royal Science Society en Edimburgo. Es también doctora Honoris Causa por la Universidad de Durham. A todo ello se suma ahora la Medalla de Oro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, la máxima distinción concedida por este organismo. Para la Sociedad Española de Astronomía, que ha apoyado desde el primer momento la iniciativa, la concesión de esta Medalla es un motivo importante de celebración, ya que supone la reivindicación y el reconocimiento a una figura de gran relevancia histórica en la astrofísica del siglo XX. La entrega de la Medalla de Oro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas tendrá lugar el próximo día 11 de junio a las 19 horas, e incluirá una conferencia de Jocelyn Bell Burnell sobre el descubrimiento de los púlsares. El acto, en el que han colaborado la Fundación Ramón Areces y la fundación For Women in Science L'Oreal-UNESCO, está abierto al público en general, pero precisa confirmación previa de asistencia a los teléfonos 91 568 14 64 - 66 - 67. El mismo día 11, a las 13 horas, Jocelyn Bell ofrecerá también una conferencia de divulgación sobre los púlsares en la Facultad de Ciencias Matemáticas de la Universidad Complutense de Madrid, organizada por la Facultad de Ciencias Físicas de la UCM y la Real Sociedad Española de Física. También estará abierta al público en general y podrá seguirse además por streaming en http://www.ucm.es/directos/143

Claire Moutou

Claire Moutou, directora de investigación del Laboratoire d'Astrophysique de Marseille, ha sido galardonada con el premio Ernest Dechelle de la Academia de Ciencias francesa.

Ana Inés Gómez de Castro

La astrofísica alavesa Ana Inés Gómez de Castro ha recibido el el I Premio Heraclio Alfaro de excelencia en la innovación, concedido por la Diputación Foral de Álava. Gómez de Castro es directora científica del proyecto World Space Observatory - Ultraviolet (WSO-UV) en España y miembro de la Sociedad Española de Astromía.

2014

Silvia Torres-Peimbert

Silvia Torres-Peimbert, profesora emérita del Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México ha sido una de las cinco científicas excepcionales recompensadas por la Fundación Empresarial L’ORÉAL y la UNESCO con el Premio "La Mujer y la Ciencia" 2011. Torres-Peimbert ha visto así reconocidos sus trabajos sobre la composición química de las nebulosas planetarias.

Josefina F. Ling

La astrónoma Josefina F. Ling, miembro de la SEA, especialista en estrellas dobles e investigadora del Observatorio Astronómico Ramón María Aller - Universidade de Santiago de Compostela, ha recibido el Premio Edmond Girard, concedido por la Sociedad Astronómica de Francia.

Margaret J. Geller

La astrónoma estadounidense Margaret J. Geller fue investida doctora Honoris Causa por la Universitat Roviri i Virgili de Tarragona coincidiendo con el Año Internacional de la Astronomía. La científica es Senior Scientist en el Smithsonian Astrophysical Observatory.

Susana iglesias Groth

La doctora en Astrofísica Susana iglesias Groth, del Instituto de Astrofísica de Canarias, ha sido premiada por un jurado reunido en la Universidad Politécnica de Cartagena, presidido por el Dr. Eduardo Battaner, catedrático de la Universidad de Granada, con el PREMIO A LA MUJER ASTROFÍSICA, instituído por la Asociación Astronómica de Cartagena.

Jocelyn Bell Burnell

El descubrimiento mereció el premio Nobel en 1974, pero ella quedó injustamente excluida y el galardón recayó en Antony Hewish, su director de tesis. La Sociedad Española de Astronomía celebra la concesión de esta medalla, que supone la reivindicación y el reconocimiento a una figura de gran relevancia histórica en la astrofísica del siglo XX. La astrónoma Jocelyn Bell Burnell era una estudiante de doctorado en la Universidad de Cambridge (Reino Unido) cuando en 1967 descubrió que en ciertas zonas del cielo se emitían pulsos de energía en frecuencias de radio a intervalos extremadamente regulares. Estos objetos se llamaron púlsares (por estrellas pulsantes, aunque en realidad son estrellas de neutrones en rotación muy rápida), y están considerados como uno de los mayores descubrimientos astronómicos del siglo XX. En 1974 se concedió el Premio Nobel de Física por este descubrimiento a su director de tesis, Antony Hewish, y a Martin Ryle (por la técnica de apertura de síntesis). Jocelyn Bell quedó excluida del premio, en el que ni tan siquiera se le hizo mención, a pesar de haber sido ella quien descubrió la primera radioseñal de un púlsar y constar como segunda firmante del artículo sobre este gran hallazgo científico. Muchos astrónomos destacados mostraron su indignación por esta omisión, uno de los casos más controvertidos sobre la exclusión de una mujer de los premios Nobel. Su historia académica e investigadora ha supuesto una lucha continua contra los prejuicios de género, y su figura constituye un ejemplo para las jóvenes generaciones de astrónomas. A pesar de su exclusión del Premio Nobel, Jocelyn Bell Burnell ha sido galardonada con casi todos los premios prestigiosos en astronomía: la medalla Herschel, Jansky Lectureship del Observatorio Radioastronómico Nacional de EEUU o el Dame Comander of the Order of the British Empire, entre otros. Ha ocupado cargos relevantes en diferentes instituciones, fue decana de la Facultad de Físicas de la Universidad de Bath, Presidenta de la Royal Astronomical Society (2002-2004) y desde el año pasado es Presidenta de la Royal Science Society en Edimburgo. Es también doctora Honoris Causa por la Universidad de Durham. A todo ello se suma ahora la Medalla de Oro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, la máxima distinción concedida por este organismo. Para la Sociedad Española de Astronomía, que ha apoyado desde el primer momento la iniciativa, la concesión de esta Medalla es un motivo importante de celebración, ya que supone la reivindicación y el reconocimiento a una figura de gran relevancia histórica en la astrofísica del siglo XX. La entrega de la Medalla de Oro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas tendrá lugar el próximo día 11 de junio a las 19 horas, e incluirá una conferencia de Jocelyn Bell Burnell sobre el descubrimiento de los púlsares. El acto, en el que han colaborado la Fundación Ramón Areces y la fundación For Women in Science L'Oreal-UNESCO, está abierto al público en general, pero precisa confirmación previa de asistencia a los teléfonos 91 568 14 64 - 66 - 67. El mismo día 11, a las 13 horas, Jocelyn Bell ofrecerá también una conferencia de divulgación sobre los púlsares en la Facultad de Ciencias Matemáticas de la Universidad Complutense de Madrid, organizada por la Facultad de Ciencias Físicas de la UCM y la Real Sociedad Española de Física. También estará abierta al público en general y podrá seguirse además por streaming en http://www.ucm.es/directos/143

Claire Moutou

Claire Moutou, directora de investigación del Laboratoire d'Astrophysique de Marseille, ha sido galardonada con el premio Ernest Dechelle de la Academia de Ciencias francesa.

Ana Inés Gómez de Castro

La astrofísica alavesa Ana Inés Gómez de Castro ha recibido el el I Premio Heraclio Alfaro de excelencia en la innovación, concedido por la Diputación Foral de Álava. Gómez de Castro es directora científica del proyecto World Space Observatory - Ultraviolet (WSO-UV) en España y miembro de la Sociedad Española de Astromía.

2013

Silvia Torres-Peimbert

Silvia Torres-Peimbert, profesora emérita del Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México ha sido una de las cinco científicas excepcionales recompensadas por la Fundación Empresarial L’ORÉAL y la UNESCO con el Premio "La Mujer y la Ciencia" 2011. Torres-Peimbert ha visto así reconocidos sus trabajos sobre la composición química de las nebulosas planetarias.

Josefina F. Ling

La astrónoma Josefina F. Ling, miembro de la SEA, especialista en estrellas dobles e investigadora del Observatorio Astronómico Ramón María Aller - Universidade de Santiago de Compostela, ha recibido el Premio Edmond Girard, concedido por la Sociedad Astronómica de Francia.

Margaret J. Geller

La astrónoma estadounidense Margaret J. Geller fue investida doctora Honoris Causa por la Universitat Roviri i Virgili de Tarragona coincidiendo con el Año Internacional de la Astronomía. La científica es Senior Scientist en el Smithsonian Astrophysical Observatory.

Susana iglesias Groth

La doctora en Astrofísica Susana iglesias Groth, del Instituto de Astrofísica de Canarias, ha sido premiada por un jurado reunido en la Universidad Politécnica de Cartagena, presidido por el Dr. Eduardo Battaner, catedrático de la Universidad de Granada, con el PREMIO A LA MUJER ASTROFÍSICA, instituído por la Asociación Astronómica de Cartagena.

Jocelyn Bell Burnell

El descubrimiento mereció el premio Nobel en 1974, pero ella quedó injustamente excluida y el galardón recayó en Antony Hewish, su director de tesis. La Sociedad Española de Astronomía celebra la concesión de esta medalla, que supone la reivindicación y el reconocimiento a una figura de gran relevancia histórica en la astrofísica del siglo XX. La astrónoma Jocelyn Bell Burnell era una estudiante de doctorado en la Universidad de Cambridge (Reino Unido) cuando en 1967 descubrió que en ciertas zonas del cielo se emitían pulsos de energía en frecuencias de radio a intervalos extremadamente regulares. Estos objetos se llamaron púlsares (por estrellas pulsantes, aunque en realidad son estrellas de neutrones en rotación muy rápida), y están considerados como uno de los mayores descubrimientos astronómicos del siglo XX. En 1974 se concedió el Premio Nobel de Física por este descubrimiento a su director de tesis, Antony Hewish, y a Martin Ryle (por la técnica de apertura de síntesis). Jocelyn Bell quedó excluida del premio, en el que ni tan siquiera se le hizo mención, a pesar de haber sido ella quien descubrió la primera radioseñal de un púlsar y constar como segunda firmante del artículo sobre este gran hallazgo científico. Muchos astrónomos destacados mostraron su indignación por esta omisión, uno de los casos más controvertidos sobre la exclusión de una mujer de los premios Nobel. Su historia académica e investigadora ha supuesto una lucha continua contra los prejuicios de género, y su figura constituye un ejemplo para las jóvenes generaciones de astrónomas. A pesar de su exclusión del Premio Nobel, Jocelyn Bell Burnell ha sido galardonada con casi todos los premios prestigiosos en astronomía: la medalla Herschel, Jansky Lectureship del Observatorio Radioastronómico Nacional de EEUU o el Dame Comander of the Order of the British Empire, entre otros. Ha ocupado cargos relevantes en diferentes instituciones, fue decana de la Facultad de Físicas de la Universidad de Bath, Presidenta de la Royal Astronomical Society (2002-2004) y desde el año pasado es Presidenta de la Royal Science Society en Edimburgo. Es también doctora Honoris Causa por la Universidad de Durham. A todo ello se suma ahora la Medalla de Oro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, la máxima distinción concedida por este organismo. Para la Sociedad Española de Astronomía, que ha apoyado desde el primer momento la iniciativa, la concesión de esta Medalla es un motivo importante de celebración, ya que supone la reivindicación y el reconocimiento a una figura de gran relevancia histórica en la astrofísica del siglo XX. La entrega de la Medalla de Oro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas tendrá lugar el próximo día 11 de junio a las 19 horas, e incluirá una conferencia de Jocelyn Bell Burnell sobre el descubrimiento de los púlsares. El acto, en el que han colaborado la Fundación Ramón Areces y la fundación For Women in Science L'Oreal-UNESCO, está abierto al público en general, pero precisa confirmación previa de asistencia a los teléfonos 91 568 14 64 - 66 - 67. El mismo día 11, a las 13 horas, Jocelyn Bell ofrecerá también una conferencia de divulgación sobre los púlsares en la Facultad de Ciencias Matemáticas de la Universidad Complutense de Madrid, organizada por la Facultad de Ciencias Físicas de la UCM y la Real Sociedad Española de Física. También estará abierta al público en general y podrá seguirse además por streaming en http://www.ucm.es/directos/143

Claire Moutou

Claire Moutou, directora de investigación del Laboratoire d'Astrophysique de Marseille, ha sido galardonada con el premio Ernest Dechelle de la Academia de Ciencias francesa.

Ana Inés Gómez de Castro

La astrofísica alavesa Ana Inés Gómez de Castro ha recibido el el I Premio Heraclio Alfaro de excelencia en la innovación, concedido por la Diputación Foral de Álava. Gómez de Castro es directora científica del proyecto World Space Observatory - Ultraviolet (WSO-UV) en España y miembro de la Sociedad Española de Astromía.

2012

Silvia Torres-Peimbert

Silvia Torres-Peimbert, profesora emérita del Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México ha sido una de las cinco científicas excepcionales recompensadas por la Fundación Empresarial L’ORÉAL y la UNESCO con el Premio "La Mujer y la Ciencia" 2011. Torres-Peimbert ha visto así reconocidos sus trabajos sobre la composición química de las nebulosas planetarias.

Josefina F. Ling

La astrónoma Josefina F. Ling, miembro de la SEA, especialista en estrellas dobles e investigadora del Observatorio Astronómico Ramón María Aller - Universidade de Santiago de Compostela, ha recibido el Premio Edmond Girard, concedido por la Sociedad Astronómica de Francia.

Margaret J. Geller

La astrónoma estadounidense Margaret J. Geller fue investida doctora Honoris Causa por la Universitat Roviri i Virgili de Tarragona coincidiendo con el Año Internacional de la Astronomía. La científica es Senior Scientist en el Smithsonian Astrophysical Observatory.

Susana iglesias Groth

La doctora en Astrofísica Susana iglesias Groth, del Instituto de Astrofísica de Canarias, ha sido premiada por un jurado reunido en la Universidad Politécnica de Cartagena, presidido por el Dr. Eduardo Battaner, catedrático de la Universidad de Granada, con el PREMIO A LA MUJER ASTROFÍSICA, instituído por la Asociación Astronómica de Cartagena.

Jocelyn Bell Burnell

El descubrimiento mereció el premio Nobel en 1974, pero ella quedó injustamente excluida y el galardón recayó en Antony Hewish, su director de tesis. La Sociedad Española de Astronomía celebra la concesión de esta medalla, que supone la reivindicación y el reconocimiento a una figura de gran relevancia histórica en la astrofísica del siglo XX. La astrónoma Jocelyn Bell Burnell era una estudiante de doctorado en la Universidad de Cambridge (Reino Unido) cuando en 1967 descubrió que en ciertas zonas del cielo se emitían pulsos de energía en frecuencias de radio a intervalos extremadamente regulares. Estos objetos se llamaron púlsares (por estrellas pulsantes, aunque en realidad son estrellas de neutrones en rotación muy rápida), y están considerados como uno de los mayores descubrimientos astronómicos del siglo XX. En 1974 se concedió el Premio Nobel de Física por este descubrimiento a su director de tesis, Antony Hewish, y a Martin Ryle (por la técnica de apertura de síntesis). Jocelyn Bell quedó excluida del premio, en el que ni tan siquiera se le hizo mención, a pesar de haber sido ella quien descubrió la primera radioseñal de un púlsar y constar como segunda firmante del artículo sobre este gran hallazgo científico. Muchos astrónomos destacados mostraron su indignación por esta omisión, uno de los casos más controvertidos sobre la exclusión de una mujer de los premios Nobel. Su historia académica e investigadora ha supuesto una lucha continua contra los prejuicios de género, y su figura constituye un ejemplo para las jóvenes generaciones de astrónomas. A pesar de su exclusión del Premio Nobel, Jocelyn Bell Burnell ha sido galardonada con casi todos los premios prestigiosos en astronomía: la medalla Herschel, Jansky Lectureship del Observatorio Radioastronómico Nacional de EEUU o el Dame Comander of the Order of the British Empire, entre otros. Ha ocupado cargos relevantes en diferentes instituciones, fue decana de la Facultad de Físicas de la Universidad de Bath, Presidenta de la Royal Astronomical Society (2002-2004) y desde el año pasado es Presidenta de la Royal Science Society en Edimburgo. Es también doctora Honoris Causa por la Universidad de Durham. A todo ello se suma ahora la Medalla de Oro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, la máxima distinción concedida por este organismo. Para la Sociedad Española de Astronomía, que ha apoyado desde el primer momento la iniciativa, la concesión de esta Medalla es un motivo importante de celebración, ya que supone la reivindicación y el reconocimiento a una figura de gran relevancia histórica en la astrofísica del siglo XX. La entrega de la Medalla de Oro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas tendrá lugar el próximo día 11 de junio a las 19 horas, e incluirá una conferencia de Jocelyn Bell Burnell sobre el descubrimiento de los púlsares. El acto, en el que han colaborado la Fundación Ramón Areces y la fundación For Women in Science L'Oreal-UNESCO, está abierto al público en general, pero precisa confirmación previa de asistencia a los teléfonos 91 568 14 64 - 66 - 67. El mismo día 11, a las 13 horas, Jocelyn Bell ofrecerá también una conferencia de divulgación sobre los púlsares en la Facultad de Ciencias Matemáticas de la Universidad Complutense de Madrid, organizada por la Facultad de Ciencias Físicas de la UCM y la Real Sociedad Española de Física. También estará abierta al público en general y podrá seguirse además por streaming en http://www.ucm.es/directos/143

Claire Moutou

Claire Moutou, directora de investigación del Laboratoire d'Astrophysique de Marseille, ha sido galardonada con el premio Ernest Dechelle de la Academia de Ciencias francesa.

Ana Inés Gómez de Castro

La astrofísica alavesa Ana Inés Gómez de Castro ha recibido el el I Premio Heraclio Alfaro de excelencia en la innovación, concedido por la Diputación Foral de Álava. Gómez de Castro es directora científica del proyecto World Space Observatory - Ultraviolet (WSO-UV) en España y miembro de la Sociedad Española de Astromía.

2011

Silvia Torres-Peimbert

Silvia Torres-Peimbert, profesora emérita del Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México ha sido una de las cinco científicas excepcionales recompensadas por la Fundación Empresarial L’ORÉAL y la UNESCO con el Premio "La Mujer y la Ciencia" 2011. Torres-Peimbert ha visto así reconocidos sus trabajos sobre la composición química de las nebulosas planetarias.

Josefina F. Ling

La astrónoma Josefina F. Ling, miembro de la SEA, especialista en estrellas dobles e investigadora del Observatorio Astronómico Ramón María Aller - Universidade de Santiago de Compostela, ha recibido el Premio Edmond Girard, concedido por la Sociedad Astronómica de Francia.

Margaret J. Geller

La astrónoma estadounidense Margaret J. Geller fue investida doctora Honoris Causa por la Universitat Roviri i Virgili de Tarragona coincidiendo con el Año Internacional de la Astronomía. La científica es Senior Scientist en el Smithsonian Astrophysical Observatory.

Susana iglesias Groth

La doctora en Astrofísica Susana iglesias Groth, del Instituto de Astrofísica de Canarias, ha sido premiada por un jurado reunido en la Universidad Politécnica de Cartagena, presidido por el Dr. Eduardo Battaner, catedrático de la Universidad de Granada, con el PREMIO A LA MUJER ASTROFÍSICA, instituído por la Asociación Astronómica de Cartagena.

Jocelyn Bell Burnell

El descubrimiento mereció el premio Nobel en 1974, pero ella quedó injustamente excluida y el galardón recayó en Antony Hewish, su director de tesis. La Sociedad Española de Astronomía celebra la concesión de esta medalla, que supone la reivindicación y el reconocimiento a una figura de gran relevancia histórica en la astrofísica del siglo XX. La astrónoma Jocelyn Bell Burnell era una estudiante de doctorado en la Universidad de Cambridge (Reino Unido) cuando en 1967 descubrió que en ciertas zonas del cielo se emitían pulsos de energía en frecuencias de radio a intervalos extremadamente regulares. Estos objetos se llamaron púlsares (por estrellas pulsantes, aunque en realidad son estrellas de neutrones en rotación muy rápida), y están considerados como uno de los mayores descubrimientos astronómicos del siglo XX. En 1974 se concedió el Premio Nobel de Física por este descubrimiento a su director de tesis, Antony Hewish, y a Martin Ryle (por la técnica de apertura de síntesis). Jocelyn Bell quedó excluida del premio, en el que ni tan siquiera se le hizo mención, a pesar de haber sido ella quien descubrió la primera radioseñal de un púlsar y constar como segunda firmante del artículo sobre este gran hallazgo científico. Muchos astrónomos destacados mostraron su indignación por esta omisión, uno de los casos más controvertidos sobre la exclusión de una mujer de los premios Nobel. Su historia académica e investigadora ha supuesto una lucha continua contra los prejuicios de género, y su figura constituye un ejemplo para las jóvenes generaciones de astrónomas. A pesar de su exclusión del Premio Nobel, Jocelyn Bell Burnell ha sido galardonada con casi todos los premios prestigiosos en astronomía: la medalla Herschel, Jansky Lectureship del Observatorio Radioastronómico Nacional de EEUU o el Dame Comander of the Order of the British Empire, entre otros. Ha ocupado cargos relevantes en diferentes instituciones, fue decana de la Facultad de Físicas de la Universidad de Bath, Presidenta de la Royal Astronomical Society (2002-2004) y desde el año pasado es Presidenta de la Royal Science Society en Edimburgo. Es también doctora Honoris Causa por la Universidad de Durham. A todo ello se suma ahora la Medalla de Oro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, la máxima distinción concedida por este organismo. Para la Sociedad Española de Astronomía, que ha apoyado desde el primer momento la iniciativa, la concesión de esta Medalla es un motivo importante de celebración, ya que supone la reivindicación y el reconocimiento a una figura de gran relevancia histórica en la astrofísica del siglo XX. La entrega de la Medalla de Oro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas tendrá lugar el próximo día 11 de junio a las 19 horas, e incluirá una conferencia de Jocelyn Bell Burnell sobre el descubrimiento de los púlsares. El acto, en el que han colaborado la Fundación Ramón Areces y la fundación For Women in Science L'Oreal-UNESCO, está abierto al público en general, pero precisa confirmación previa de asistencia a los teléfonos 91 568 14 64 - 66 - 67. El mismo día 11, a las 13 horas, Jocelyn Bell ofrecerá también una conferencia de divulgación sobre los púlsares en la Facultad de Ciencias Matemáticas de la Universidad Complutense de Madrid, organizada por la Facultad de Ciencias Físicas de la UCM y la Real Sociedad Española de Física. También estará abierta al público en general y podrá seguirse además por streaming en http://www.ucm.es/directos/143

Claire Moutou

Claire Moutou, directora de investigación del Laboratoire d'Astrophysique de Marseille, ha sido galardonada con el premio Ernest Dechelle de la Academia de Ciencias francesa.

Ana Inés Gómez de Castro

La astrofísica alavesa Ana Inés Gómez de Castro ha recibido el el I Premio Heraclio Alfaro de excelencia en la innovación, concedido por la Diputación Foral de Álava. Gómez de Castro es directora científica del proyecto World Space Observatory - Ultraviolet (WSO-UV) en España y miembro de la Sociedad Española de Astromía.

2010

Silvia Torres-Peimbert

Silvia Torres-Peimbert, profesora emérita del Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México ha sido una de las cinco científicas excepcionales recompensadas por la Fundación Empresarial L’ORÉAL y la UNESCO con el Premio "La Mujer y la Ciencia" 2011. Torres-Peimbert ha visto así reconocidos sus trabajos sobre la composición química de las nebulosas planetarias.

Josefina F. Ling

La astrónoma Josefina F. Ling, miembro de la SEA, especialista en estrellas dobles e investigadora del Observatorio Astronómico Ramón María Aller - Universidade de Santiago de Compostela, ha recibido el Premio Edmond Girard, concedido por la Sociedad Astronómica de Francia.

Margaret J. Geller

La astrónoma estadounidense Margaret J. Geller fue investida doctora Honoris Causa por la Universitat Roviri i Virgili de Tarragona coincidiendo con el Año Internacional de la Astronomía. La científica es Senior Scientist en el Smithsonian Astrophysical Observatory.

Susana iglesias Groth

La doctora en Astrofísica Susana iglesias Groth, del Instituto de Astrofísica de Canarias, ha sido premiada por un jurado reunido en la Universidad Politécnica de Cartagena, presidido por el Dr. Eduardo Battaner, catedrático de la Universidad de Granada, con el PREMIO A LA MUJER ASTROFÍSICA, instituído por la Asociación Astronómica de Cartagena.

Jocelyn Bell Burnell

El descubrimiento mereció el premio Nobel en 1974, pero ella quedó injustamente excluida y el galardón recayó en Antony Hewish, su director de tesis. La Sociedad Española de Astronomía celebra la concesión de esta medalla, que supone la reivindicación y el reconocimiento a una figura de gran relevancia histórica en la astrofísica del siglo XX. La astrónoma Jocelyn Bell Burnell era una estudiante de doctorado en la Universidad de Cambridge (Reino Unido) cuando en 1967 descubrió que en ciertas zonas del cielo se emitían pulsos de energía en frecuencias de radio a intervalos extremadamente regulares. Estos objetos se llamaron púlsares (por estrellas pulsantes, aunque en realidad son estrellas de neutrones en rotación muy rápida), y están considerados como uno de los mayores descubrimientos astronómicos del siglo XX. En 1974 se concedió el Premio Nobel de Física por este descubrimiento a su director de tesis, Antony Hewish, y a Martin Ryle (por la técnica de apertura de síntesis). Jocelyn Bell quedó excluida del premio, en el que ni tan siquiera se le hizo mención, a pesar de haber sido ella quien descubrió la primera radioseñal de un púlsar y constar como segunda firmante del artículo sobre este gran hallazgo científico. Muchos astrónomos destacados mostraron su indignación por esta omisión, uno de los casos más controvertidos sobre la exclusión de una mujer de los premios Nobel. Su historia académica e investigadora ha supuesto una lucha continua contra los prejuicios de género, y su figura constituye un ejemplo para las jóvenes generaciones de astrónomas. A pesar de su exclusión del Premio Nobel, Jocelyn Bell Burnell ha sido galardonada con casi todos los premios prestigiosos en astronomía: la medalla Herschel, Jansky Lectureship del Observatorio Radioastronómico Nacional de EEUU o el Dame Comander of the Order of the British Empire, entre otros. Ha ocupado cargos relevantes en diferentes instituciones, fue decana de la Facultad de Físicas de la Universidad de Bath, Presidenta de la Royal Astronomical Society (2002-2004) y desde el año pasado es Presidenta de la Royal Science Society en Edimburgo. Es también doctora Honoris Causa por la Universidad de Durham. A todo ello se suma ahora la Medalla de Oro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, la máxima distinción concedida por este organismo. Para la Sociedad Española de Astronomía, que ha apoyado desde el primer momento la iniciativa, la concesión de esta Medalla es un motivo importante de celebración, ya que supone la reivindicación y el reconocimiento a una figura de gran relevancia histórica en la astrofísica del siglo XX. La entrega de la Medalla de Oro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas tendrá lugar el próximo día 11 de junio a las 19 horas, e incluirá una conferencia de Jocelyn Bell Burnell sobre el descubrimiento de los púlsares. El acto, en el que han colaborado la Fundación Ramón Areces y la fundación For Women in Science L'Oreal-UNESCO, está abierto al público en general, pero precisa confirmación previa de asistencia a los teléfonos 91 568 14 64 - 66 - 67. El mismo día 11, a las 13 horas, Jocelyn Bell ofrecerá también una conferencia de divulgación sobre los púlsares en la Facultad de Ciencias Matemáticas de la Universidad Complutense de Madrid, organizada por la Facultad de Ciencias Físicas de la UCM y la Real Sociedad Española de Física. También estará abierta al público en general y podrá seguirse además por streaming en http://www.ucm.es/directos/143

Claire Moutou

Claire Moutou, directora de investigación del Laboratoire d'Astrophysique de Marseille, ha sido galardonada con el premio Ernest Dechelle de la Academia de Ciencias francesa.

Ana Inés Gómez de Castro

La astrofísica alavesa Ana Inés Gómez de Castro ha recibido el el I Premio Heraclio Alfaro de excelencia en la innovación, concedido por la Diputación Foral de Álava. Gómez de Castro es directora científica del proyecto World Space Observatory - Ultraviolet (WSO-UV) en España y miembro de la Sociedad Española de Astromía.

2009

Silvia Torres-Peimbert

Silvia Torres-Peimbert, profesora emérita del Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México ha sido una de las cinco científicas excepcionales recompensadas por la Fundación Empresarial L’ORÉAL y la UNESCO con el Premio "La Mujer y la Ciencia" 2011. Torres-Peimbert ha visto así reconocidos sus trabajos sobre la composición química de las nebulosas planetarias.

Josefina F. Ling

La astrónoma Josefina F. Ling, miembro de la SEA, especialista en estrellas dobles e investigadora del Observatorio Astronómico Ramón María Aller - Universidade de Santiago de Compostela, ha recibido el Premio Edmond Girard, concedido por la Sociedad Astronómica de Francia.

Margaret J. Geller

La astrónoma estadounidense Margaret J. Geller fue investida doctora Honoris Causa por la Universitat Roviri i Virgili de Tarragona coincidiendo con el Año Internacional de la Astronomía. La científica es Senior Scientist en el Smithsonian Astrophysical Observatory.

Susana iglesias Groth

La doctora en Astrofísica Susana iglesias Groth, del Instituto de Astrofísica de Canarias, ha sido premiada por un jurado reunido en la Universidad Politécnica de Cartagena, presidido por el Dr. Eduardo Battaner, catedrático de la Universidad de Granada, con el PREMIO A LA MUJER ASTROFÍSICA, instituído por la Asociación Astronómica de Cartagena.

Jocelyn Bell Burnell

El descubrimiento mereció el premio Nobel en 1974, pero ella quedó injustamente excluida y el galardón recayó en Antony Hewish, su director de tesis. La Sociedad Española de Astronomía celebra la concesión de esta medalla, que supone la reivindicación y el reconocimiento a una figura de gran relevancia histórica en la astrofísica del siglo XX. La astrónoma Jocelyn Bell Burnell era una estudiante de doctorado en la Universidad de Cambridge (Reino Unido) cuando en 1967 descubrió que en ciertas zonas del cielo se emitían pulsos de energía en frecuencias de radio a intervalos extremadamente regulares. Estos objetos se llamaron púlsares (por estrellas pulsantes, aunque en realidad son estrellas de neutrones en rotación muy rápida), y están considerados como uno de los mayores descubrimientos astronómicos del siglo XX. En 1974 se concedió el Premio Nobel de Física por este descubrimiento a su director de tesis, Antony Hewish, y a Martin Ryle (por la técnica de apertura de síntesis). Jocelyn Bell quedó excluida del premio, en el que ni tan siquiera se le hizo mención, a pesar de haber sido ella quien descubrió la primera radioseñal de un púlsar y constar como segunda firmante del artículo sobre este gran hallazgo científico. Muchos astrónomos destacados mostraron su indignación por esta omisión, uno de los casos más controvertidos sobre la exclusión de una mujer de los premios Nobel. Su historia académica e investigadora ha supuesto una lucha continua contra los prejuicios de género, y su figura constituye un ejemplo para las jóvenes generaciones de astrónomas. A pesar de su exclusión del Premio Nobel, Jocelyn Bell Burnell ha sido galardonada con casi todos los premios prestigiosos en astronomía: la medalla Herschel, Jansky Lectureship del Observatorio Radioastronómico Nacional de EEUU o el Dame Comander of the Order of the British Empire, entre otros. Ha ocupado cargos relevantes en diferentes instituciones, fue decana de la Facultad de Físicas de la Universidad de Bath, Presidenta de la Royal Astronomical Society (2002-2004) y desde el año pasado es Presidenta de la Royal Science Society en Edimburgo. Es también doctora Honoris Causa por la Universidad de Durham. A todo ello se suma ahora la Medalla de Oro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, la máxima distinción concedida por este organismo. Para la Sociedad Española de Astronomía, que ha apoyado desde el primer momento la iniciativa, la concesión de esta Medalla es un motivo importante de celebración, ya que supone la reivindicación y el reconocimiento a una figura de gran relevancia histórica en la astrofísica del siglo XX. La entrega de la Medalla de Oro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas tendrá lugar el próximo día 11 de junio a las 19 horas, e incluirá una conferencia de Jocelyn Bell Burnell sobre el descubrimiento de los púlsares. El acto, en el que han colaborado la Fundación Ramón Areces y la fundación For Women in Science L'Oreal-UNESCO, está abierto al público en general, pero precisa confirmación previa de asistencia a los teléfonos 91 568 14 64 - 66 - 67. El mismo día 11, a las 13 horas, Jocelyn Bell ofrecerá también una conferencia de divulgación sobre los púlsares en la Facultad de Ciencias Matemáticas de la Universidad Complutense de Madrid, organizada por la Facultad de Ciencias Físicas de la UCM y la Real Sociedad Española de Física. También estará abierta al público en general y podrá seguirse además por streaming en http://www.ucm.es/directos/143

Claire Moutou

Claire Moutou, directora de investigación del Laboratoire d'Astrophysique de Marseille, ha sido galardonada con el premio Ernest Dechelle de la Academia de Ciencias francesa.

Ana Inés Gómez de Castro

La astrofísica alavesa Ana Inés Gómez de Castro ha recibido el el I Premio Heraclio Alfaro de excelencia en la innovación, concedido por la Diputación Foral de Álava. Gómez de Castro es directora científica del proyecto World Space Observatory - Ultraviolet (WSO-UV) en España y miembro de la Sociedad Española de Astromía.