Background Image

David Galadí-Enríquez, premiado por la International Dark-Sky Association

03/10/2019

David Galadí-Enríquez, premiado por la International Dark-Sky Association

David Galadí-Enríquez, astrofísico del Observatorio de Calar Alto (CAHA), ha sido uno de los galardonados en los premios que concede anualmente la International Dark-Sky Association.

Estos premios reconocen "los increíbles logros de grupos o individuos comprometidos con la misión de preservar y proteger la noche" y su papel a la hora de "reforzar el movimiento de las noches oscuras y empoderar a otras personas a unirse a la lucha contra la contaminación lumínica".

En concreto, David Galadí-Enríquez recibirá el Hoag/Robinson Award, concedido a "individuos que han sobresalido en la concienciación de organizaciones gubernamentales, empresas y público en general sobre los beneficios de las ordenanzas de control de la iluminación exterior". Este galardón posee una componente interdisciplinar notable, al centrarse en la transferencia de conocimiento entre el mundo académico y el mundo político y legal, así como en la interacción con empresas productoras de instalaciones de alumbrado y con el colectivo de público general que, al fin y al cabo, debe asumir y cumplir tales normativas.

Galadí-Enríquez ha desarrollado a lo largo de décadas una labor interdisciplinar que ha sido valorada por la International Dark-Sky Association. Tuvo una participación destacada en la elaboración en 2005 del informe técnico que sirvió como base de la primera normativa de contaminación lumínica en España (la ley catalana), que se aprobó en 2007. Con posterioridad ha proseguido las acciones orientadas al establecimiento de normativas eficaces, con el acento puesto en la necesidad de medir para diagnosticar, primero, y para evaluar la eficacia de las políticas ambientales, en segundo lugar.

Así, su mapa de calidad del cielo nocturno (QskyMap) se ha utilizado como herramienta para medir la contaminación lumínica en Andalucía y se incorpora como instrumento clave en los proyectos de normativa en esa comunidad. Además, desarrolló el conocido como índice espectral G, una innovadora herramienta de medición que permite calcular la cantidad de luz azul emitida por lumen por las luminarias, también con la idea de
que pueda utilizarse como parámetro cuantitativo y objetivo en normas y reglamentos. El jurado ha valorado también sus iniciativas orientadas a la concienciación de las empresas fabricantes de lámparas y luminarias, del público general y del colectivo de activistas medioambientales y de astronomía no profesional.

¡Enhorabuena!

HISTÓRICO